Despedida de la Hna. María Jesús Gil Gallego

Pitalito junio 23 de 2021

 

Muy querida COMUNIDAD EDUCATIVA:

Padres de familia, estudiantes, directivos, docentes, administrativos, operativos, exalumnos y amigos:

Reciban mi saludo muy especial unido a mi oración por todos y cada uno de ustedes …y un adiós salido de los más profundo del corazón.

Dios nos va marcando el tiempo y el espacio, tiempo y espacio que jamás sabremos leerlo, es verdad, pero después de 11 años y medio, se llegó el momento de dejar este bello rincón de la Patria, que adorna la majestuosidad del Macizo Colombiano.

Hoy de verdad salgo con la satisfacción de un deber cumplido realmente “hice lo que tenía que hacer”, es cierto que falta mucho por hacer, pero Dios nos va marcando el tiempo sin darnos cuenta, por eso es necesario aprovechar todo minuto, porque un cambio, es como la muerte que no avisa, llega, a veces cuando menos se espera.

Muchas veces les dije: solo hay una palabra que lo encierra todo y que Jesús la pronunció más de una vez: GRACIAS, MUCHAS GRACIAS, por lo que ustedes fueron para mí… Viví en Pitalito siempre como en mi casa, no siendo opita ni laboyana, viví como si lo fuera, como dice Pablo en una de sus cartas.

Me voy dejando aquí mi corazón, sintiendo ese contraste de cada palabra, alegre porque en una obediencia se manifiesta la voluntad de Dios, triste porque dejo algo muy querido… satisfecha porque trabajé incansable por el Colegio, que lo forman todos ustedes, pero con cierta nostalgia de haber dejado algo inconcluso…pero la pandemia y el paro, nos quitaron la oportunidad de hacer algo más.

Todos ustedes sabrán disculpar lo no bueno que se haya hecho, sabemos de las limitaciones humanas, por lo tanto, no todo es perfecto.

Un fuerte abrazo con todo mi cariño y la seguridad de mi oración

Fraternalmente,

Hermana María Jesús